miércoles, 13 de junio de 2012

Feliz Día



yo la vi, estaba posando.

 Con un lápiz garabatea historias en un papel, que poco a poco va llenando de vida.
Crea y regala ilusiones. Tacha, arrancando esperanzas. Acaricia la hoja con la yema de los dedos, desarma en su mente cada palabra.
Relee, sus personajes tienen un déjà vú. Se rebelan.
El caos llega y las palabras acuden sin orden. Tira el papel por la ventana.
El viento se lleva la hoja de un libro que no fue, la hoja se entrega.
El viento ya no sopla, pero la hoja se mueve.
Entre sus líneas, todavía, hay un corazón que no quiere dejar de latir.  


Felizzz día.


          

8 comentarios:

Darío dijo...

Me encantó, sobre todo el deja vu, sobre todo esa latencia en la hoja... Un abrazo.

Anónimo dijo...

MC QUE LINDO ME ENCANTO ..... SIEMPRE HAY UN CORAZÓN QUE NO QUIERE DEJAR DE LATIR. BETH

Marianita dijo...

Hola amiga, me gusto mucho. Beso grande

aNNaBeL N.C. dijo...

Qué lindo!! Me encantó!! Siempre es agradable visitarte ;)

MC. dijo...

Muchas gracias Darío por tus palabras! y x pasar tan rápido!
Abrazo!

Beth y Marianita, amigas mías vamos a tener que arreglar el temita de que no tengan blog... gracias por visitarme, esta noche nos vemos!

Annabel! lo mismo digo, me gusta pasar a verte...

besos!

David C. dijo...

Inspiradisimo.

tecontaretodo dijo...

Borges decía que un libro es solo un objeto, que cobra sentido únicamente cuando es leído (él lo decía mejor). Pero quién sabe qué pasa con los no escritos, con los borradores y garabatos... por ahí corren otra suerte.
Besos,
Tecontaretodo.

MC. dijo...

Tecontaretodo, quién lo sabe? y en definitiva siempre es leído aunque sea por su creador, al menos alguien sabe que existió.. mmm estuve mirando pelis de misterio.. jaja me imaginé al escritor como un asesino de libros.. bueno, mejor largo los yuyos del mate...

Gracias David! todavía sigo intentando conseguir el libro que me recomendaste!!