jueves, 3 de agosto de 2017

Acomodaste el laberinto de palabras a tu antojo.
                                                      Y me perdí.

De obviedades y cosas así.


domingo, 23 de julio de 2017

Pas de deux

Tus letras en puntas de pie.
Intentan acercarse en el adagio de la lluvia.
Dando pasos en avant y en arriere.

Nunca llegaron. Muy domingo, dijeron las perezosas.

sábado, 22 de julio de 2017

Viento del sur

Un poema y un café, para este sábado frío:

La luz envejece en la habitación. Y yo, pidiendo una frase,
una sola frase que me sirva de escudo ante tanta fiebre. Eso
necesito para no confundirme: un canto distinto al mío. Una
plegaria que me dé algo de respiro. Una invocación donde las palabras suenen como cuchillos en el aire. No obstante, eso
no sucede. Suceden las mañanas de hombres sin rostros. Los
signos del sueño. La luz apagada.

 


Del libro Otros animales, de Jorge Curinao (Río Gallegos, Santa Cruz)

  
Gracias. Jorge, por tu hermosa poesía. No quiero agregar más (por ahora). Pasen por su blog. Lean, disfruten: La Chispa adecuada.

lunes, 26 de junio de 2017

contrapuestas

en la boca una humedad inútil, pretenciosa,
en los ojos la vergüenza del que carga un muerto reciente

                                                                              Muy lunes.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Mal mayor

El sonido del metal desgarrando con furia la tierra.
(doce paladas: una, dos...)
Los golpes de la tierra contra el cajón.

El recuerdo de un dolor que viene a rescatarte.

viernes, 19 de mayo de 2017

Desafío

Un balanceo hipnótico entre la osadía y el miedo
(me animo no me animo, me animo no me animo).

Entregarse al dulce vaivén.
Animarse a saltar.
Y caer.


martes, 14 de febrero de 2017

Martes


Tiendo su cama, revuelta de un solo lado.
Saco la botella y la tiro sobre las colillas del tacho.
Me detengo en los pañuelos mojados.

Hoy le dejo un ramo de jazmines para que al regresar no huela
                                                 el perfume de su propia soledad.

                                                               Nunca lo puedo sacar.